Juntos por una educación inicial 2030 para el futuro de Chile considera como pilar fundamental un “matrimonio” entre la ciencia y la práctica. Existe abundante evidencia que avala lo relevante y crítico que es que un niño/a cuente con una educación inicial de excelencia, ya que genera y asegura el desarrollo potencial, cognitivo y socioemocional de un ser humano.

Por esta razón a continuación presentamos algunos de los estudios internacionales y nacionales que sustentan la base científica antes mencionada